La Real expedición filantrópica de la vacuna

La  Real  Expedición  Filantrópica

                 de  la  Vacuna

                  (1803-1806)

  • Introducción.

En 1796 el inglés Edward Jenner descubre la vacuna antivariólica. Jenner publica su trabajo en 1798 y en 1800 la vacuna llega a España. En un tiempo que las noticias se daban a caballo, o en barco de vela, por lo que la rapidez de la propagación de la vacuna nos hace suponer la gravedad de la enfermedad debido a la alta mortandad infantil. La enfermedad también la había sufrido la infanta María Luisa hija del Carlos IV. Esta expedición es una muestra de la concienciación de Carlos IV por la gravedad de la enfermedad y de la preocupación de la salud de súbditos en toda la extensión del imperio.En esta decisión del monarca parece que fue determinante la opinión del Cirujano de Cámara Real Francisco Javier de Balmis y Berenguer (1743-1819), natural de Alicante, (Valencia), quien había presenciado en México los estragos de la epidemia de viruelas de 1779 entre los nativos, principalmente, y que era un decidido partidario del nuevo método de la vacunación.  La corona española concienciada de la importancia de la vacunación organiza una expedición para hacer llegar la vacuna a todos los rincones tanto de la metrópolis como de la colonias de ultramar. El legado de esta expedición filantrópica fue la creación de las Juntas de Vacuna y la importancia de la salud pública para evitar y combatir las epidemias de viruela.

  • Principales personajes de la expedición.

Carlos IV. (Nápoles, 11 de noviembre de 1748 – Roma, 20 de enero de 1819) fue rey de España desde el 14 de diciembre de 1788 hasta el 19 de marzo de 1808. Hijo de Carlos III y de María Amalia de Sajonia.

Edward Jenner (Berkeley , Inglaterra el 17 de mayo de 1749 – Berkeley ,Inglaterra 26 de enero de 1823). Investigador, médico rural y poeta, descubridor  de la vacuna antivariólica

Francisco Javier Balmis y Berenguer. (Alicante, 2 de diciembre de 1753 – Madrid,  12 de febrero de 1819). Médico militar y cirujano honorario de la corte del rey Carlos IV. director de la expedición.

Josep Salvany y Lleopart  (Cervera , Lérida 1777 – 21 de junio de 1810) Cochabamba. Médico militar y cirujano.  Subdirector de la expedición.

Ayudantes: Manuel Julián Grajales, Antonio Gutiérrez Robredo

Practicantes: Francisco Pastor y Balmis, Rafael Lozano Pérez

Enfermeros: Basilio Bolaños, Antonio Pastor, Pedro Ortega

Rectora de la Casa de Expósitos de La Coruña: Isabel Sendales y Gómez

Los niños del orfanato de Santiago de Compostela. Esto niños hicieron que esta vacunación masiva fuera posible.

Vicente Ferrer (7 años),Pascual Aniceto (3 años),Martín (3 años),Juan Francisco (9 años),Tomás Metitón (3 años),Juan Antonio (5 años),José Jorge Nicolás de los Dolores (3 años),Antonio Veredia (7 años),Francisco Antonio (9 años),Clemente (6 años),Manuel María (3 años),José Manuel María (6 años),Domingo Naya (6 años),Andrés Naya (8 años),José (3 años),Vicente María Sale y Bellido (3 años),Cándido (7 años),Francisco Florencio (5 años),Gerónimo María (7 años),Jacinto (6 años),Benito Vélez (hijo adoptado de Isabel Sendales y Gómez).

  • Génesis de la Expedición.

Las epidemias de viruelas en el continente americano diezmaba la población dependiendo de la composición étnica afectaba con mayor o menor intensidad, a quien más afectaba era a los indígenas.

En 1796 durante el momento de mayor extensión del virus de la viruela en Europa, el  médico Edward Jenner, descubrió la vacuna antivariólica. En junio de 1802, se desencadenó en el Virreinato de Nueva Granada una epidemia de grandes proporciones. Las súplicas de los gobernadores locales llegaron a los oídos del monarca. En 1803, el Rey de España aconsejado por su médico de corte Balmis, mandó organizar una expedición para extender la vacuna a todos los dominios de Ultramar.

La vacuna sólo se conservaba in vitro 12 días por lo que el principal problema era conseguir que la vacuna resistiese todo el trayecto en perfecto estado. La solución fue trasladarla con la técnica  de brazo a brazo, esta técnica consistía en inocular (con una pequeña herida del brazo) el virus leve a un niño de entre 4 y 14 años, los pequeños tenían leves síntomas de la enfermedad y quedaban inmunizados y protegidos del virus más agresivo de la viruela de los humanos. Así el virus leve pasaba de uno a otro y se conservaba activo. El líquido de la herida servia para inocular el virus leve de unos a otros asi se mantendría activo y de ésta forma se forma una autentica cadena humana.Para la misión se reclutaron 22 niños de un Orfanato de Santiago de Compostela.

  • Expedición.

la Expedición zarpó del puerto de La Coruña el 30 de noviembre de 1803, a bordo de la corbeta María Pita.

La Expedición consiguió llevar la vacuna hasta las islas Canarias, Colombia, Ecuador, Perú, México, las Filipinas y China. El barco llevaba instrumental quirúrgico e instrumentos científicos, así como la traducción del Tratado práctico e histórico de la vacuna, de Moreau de Sarthe, para ser distribuido por las comisiones de vacunación que se fundaran. La población de Puerto Rico fue vacuna desde la colonia danesa de Saint Thomas.

Primera parte de la expedición.

EXPEDICION CONJUNTA

Balmis en La Guaira decidió partir la expedición en dos.

Expedición dirigida por José Salvany.

sALVANY ...

Esta expedición llevo la vacuna a Colombia y al Virreinato del Perú (actualmente Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Bolivia). Esta expedición duro siete años. Salvany debido a su mala salud murió en Cochabamba en 1810.

Expedición de Javier Balmis.

BALMIS

Expedición que llevo la vacuna a Nueva España desde allí Balmis tomo 25 huérfanos para que mantuvieran la vacuna viva durante la travesía del océano Pacífico, a bordo del navío Magallanes. Partieron del puerto de Acapulco rumbo a Manila el 8 de febrero de 1805. En las Filipinas la expedición recibió una importante ayuda de la Iglesia para organizar las vacunaciones de indígenas. Balmis continuó la expedición a  Macao, partiendo de Manila el 3 de septiembre de 1805. Balmis arribó finalmente y tras un accidentado viaje a la colonia portuguesa de Macao, el 5 de octubre de ese mismo año se adentró en territorio chino. Vacunó a la población de varias ciudades hasta llegar a la provincia de Cantón. En su camino de vuelta paro en la isla Santa Elena y vacuno a la población.

  • Legado de la expedición.

La expedición dirigida por Balmis y Salvany es la primera campaña vacunadora con dimensiones mundiales. Después de  llevar la vacuna a Ultramar, hay que propagarla y perpetuarla por lo que se crean las Juntas de Vacuna. Son instituciones locales establecidas en cada una de las principales poblaciones. Habían de dos tipos de Juntas de Vacuna: Centrales y Subalternas, se formaron vacunadores en América y Filipinas, hubo campañas de vacunación, se publicaron reglamentos y se llevaron estadísticas en todas las ciudades bajo dominio español. Este proyecto sirvió para institucionalizar la sanidad en América.

  • Bibliografía.

-Ramírez Martín, Susana María; El legado de la real expedición filantrópica de la vacuna (1803-1810).

La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna (1803-1806), “El Bicentenario de la Vacunación en Cuba”. III Congreso de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina. Noviembre 18 de 2004.

-http://www.aeped.es/documentos/en-nombre-los-ninos-real-expedicion-filantropica-vacuna-1803-180

Anuncios
Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Expedición al Cabo de Hornos (1619)

Expedición al Cabo de Hornos (1619)

untitled

Antecedentes.

Expedición de exploración cuyo  objetivo era reconocer el paso entre los océanos Atlántico y Pacífico, que acababa de ser descubierto por los comerciantes neerlandeses Jacob Le Maire y Willem Schouten.  Esa expedición se descubrieron las islas Diego Ramírez, que fueron el descubrimiento del punto más al sur hasta entonces.El descubrimiento de esta ruta fue una alternativa al estrecho de Magallanes y cambió drásticamente el enfoque español de la gestión de las regiones más australes de América, que ya habían sido perturbadas por la aparición inesperada de Francis Drake en aguas del Pacífico, después de atravesar el estrecho en 1578.

Composición de la Expedición.

bartolome garcia nodalGonzalol600

Estaba compuesta por dos carabelas  la Nuestra Señora de Atocha y Nuestra Señora del Buen Suceso de 80 toneladas y 40 tripulantes cada una. Las dos carabelas fueron construidas y armadas los más iguales posibles  para que  navegasen de forma similar para prevenir que se tuviesen que esperar una a otra.Las naves estaban comandadas por los hermanos Bartolomé y Gonzalo García de Nodal e iba el cosmógrafo Diego Ramírez de Arellano.

Expedición.

La expedición zarpó de Lisboa, Portugal, el 27 de septiembre de 1618.El 22 de enero se adentraron en el estrecho que separa la Tierra del Fuego y la isla de los Estados, que llamaron estrecho de San Vicente (ahora conocido como estrecho de Le Maire) y se dedicaron a explorar las costas de Tierra del Fuego y sus islas, incluyendo el Cabo de Hornos al que llamaron cabo San Idelfonso. La expedición se dirigió hacia el sur hasta los 58º30’S, descubriendo el 10 de febrero el archipiélago de las islas Diego Ramírez, llamadas así en honor al piloto de la expedición. Siguieron navegando más al sur por el actual pasaje de Drake y luego se volvieron hacia el norte, internándose en el océano Pacífico. Entraron en el estrecho de Magallanes desde el oeste y estaban de regreso en el Atlántico el 13 de marzo. El 7 de julio 1619 arribaban en España.  La expedición causó admiración la brevedad y el éxito de la misión pues en diez meses la cumplieron.

1bPublicacion600 Resultados 2Publicacion600

  • La primera circunnavegación de la Tierra del Fuego, incluyendo un estudio a fondo      de sus costas.
  • El descubrimiento de las islas Diego Ramírez (durante un siglo y medio, la  tierra más austral alcanzada por el hombre).
  • La primera navegación hacia el sur en el pasaje de Drake.
  • El primer contacto europeo con el sur de la gente fueguina.
  • El segundo paso por el cabo de Hornos.
  • El tercer paso hacia el este del estrecho de Magallanes.

-Los hermanos García de Nodal publicaron el diario de su expedición con el título: Relación del viaje hecho por los capitanes Bartolomé García de Nodal y Gonzalo de Nodal, hermanos, naturales de Pontevedra, para el descubrimiento del nuevo estrecho, en Madrid, 1621, en un tomo con su mapa.

-El piloto Diego Ramírez de Arellano publicó a su vez, también en 1621, Reconocimiento de los estrechos de Magallanes y de San Vicente y algunas cosas curiosas de navegación.

-Los dos hermanos fallecieron al mando de sus barcos en el mar tres años más tarde, con apenas meses de diferencia, en dos naufragios. Bartolomé falleció el 5 de septiembre de 1622 en los cayos de Matacumbé y la Tortuga, a 30 leguas de La Habana, Cuba, en el naufragio del galeón Nuestra Señora de Atocha. Gonzalo salió de Sanlúcar de Barrameda el 13 de octubre de 1622 con 3 navíos, 133 marinos y 400 infantes para recorrer la misma ruta del estrecho de Le Maire hacia Chile, para socorrer a los colonos sitiados por los araucanos. Naufragó, perdiendo dos barcos y la vida.

-En 1620 Diego Ramírez de Arellano fue nombrado Piloto Mayor de la Casa de Contratación de Sevilla.

Biografia.

-Museo de Pontevedra http://www.museo.depo.es/noticias/notas.de.prensa/es.02010399.html

-Oyarzun, Javier. Expediciones españolas al Estrecho de Magallanes y Tierra de Fuego. Madrid: Ediciones Cultura Hispánica

-Cervantes Virtual: Historia general de Chile por Diego Barros Arana. Tomo cuarto. Capítulo IV (1615-1620)

.http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/bnc/46849452434351052754491/p0000004.htm#I_5_

Publicado en INDICE, Siglo XVII | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Primera expedición a Venezuela

Primera expedición a Venezuela (1499)

                  Alonso de Ojeda

 AlonsoDeOjedaAlonso de Ojeda  (14681515)

Nació en Torrejoncillo del Rey (Cuenca) en una familia hidalga de pocos recursos.Navegante, gobernador y conquistador español que dio nombre a Venezuela.En su juventud estuvo al servicio del duque de Medinaceli y tomo parte en la toma de Granada.En septiembre de 1493, gracias a Rodríguez de Fonseca, se embarcó con Cristóbal Colón en su segundo viaje a América, llegando a la isla de La Española.En 1494 Colón fundo la fortaleza de Santo Tomás y  nombró alcaide a  Alonso de Ojeda. Defendió el fuerte del ataque del  cacique Caonabo y sus guerreros.Participó en la Batalla de la Vega Real o Batalla de Jáquimo, apodando a Ojeda como «El Centauro de Jaquimo», en la que, bajo su mando, los españoles vencieron a un número superior de indígenas.En 1496, regresó a España.

Primera Expedición a Venezuela (1499)

  • Participantes de la expedición.

Juan de la Cosa (Santoña, Cantabria), (1450-1510)[] Navegante y cartógrafo español conocido por haber participado en siete de los primeros viajes a América y por haber dibujado el mapa más antiguo conservado en el que aparece el continente americano.

Américo Vespucio  (1454 Florencia – 1512 Sevilla) Comerciante y cosmógrafo. Participó en al menos dos viajes de exploración al Nuevo Mundo. Su fama se debe a dos obras publicadas bajo su nombre entre 1503 y 1505: el Mundus Novus y la Carta a Soderini, que le atribuyen un papel protagonista en el descubrimiento de América y su identificación como un nuevo continente. Por esta razón el cartógrafo Martín Waldseemüller en su mapa de 1507 acuñó el nombre de “América” en su honor como designación para el Nuevo Mundo. El relato a menudo fantasioso y contradictorio de sus viajes lo han ubicado como una de las figuras más controvertidas de la era de los descubrimientos.

  • Expedición.

El 18 de mayo de 1499 partió de cadiz , recorriendo la costa de áfrica hasta Cabo Verde Américo Vespucio decidió separarse de la flota y seguir su propio rumbo más al sur, hacia Brasil.

untitledEl recorrido de La flota de Alonso de Ojeda:

Recorrido bordeando la costa, en busca siempre de un pasaje hacia la India.

-Desembocadura del  río Esequibo y Orinoco.

-Penínsulas de Paria y Araya,

-Islas de Trinidad y Margarita

-Península de Paraguaná

-Isla Curaçao, a la cual llamó isla de los Gigantes porque creyó haber observado allí a indígenas de gran estatura; luego visitó la

-Isla de Aruba.

-Archipiélago de Los Frailes.

-Golfo al que llamó Venezuela o Pequeña Venecia, pues había poblaciones en el fondo del golfo cuyas casas estaban construidas con troncos sobre el agua que se asemejaban a la ciudad de Venecia; aunque otra fuente indica que los propios indígenas ya llamaban al poblado Veniçuela.

-Lago de Maracaibo, a la cual llamó San Bartolomé por haberla descubierto el día 24 de agosto de 1499, día de San Bartolomé, apóstol.

-El cabo de la Vela, en la actual península de la Guajira, a la que llamó Coquibacoa.

-La Española.

  • Consecuencias del viaje.

Fue el primer recorrido de los españoles por las costas de Venezuela. Juan de la Cosa  trazó el primer mapa conocido de la actual Venezuela, además de ser el primer viaje que hizo Vespucio al Nuevo Mundo.

Bibiliografia.

-Enciclopedia Ilustrada Cumbre – Tomo 10 (1993). Página 231. 32ª. México: Editorial Hachette Latinoamérica, S.A. de C.V.

-Pueblos originarios. http://pueblosoriginarios.com/biografias/ojeda.html

Publicado en INDICE, Siglo XV | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Jeanne Baret

Primera mujer en circunnavegar el mundo

                              Jeanne Baret (1740-1807)

imagesCA1CN2BR

Primeros años de Jeanne Baret.

Jeanne Baret nació 27 de julio 1740 en un pequeño pueblo de Borgoña (Francia). Pasó los primeros años de su existencia en la granja de su padre.Cuando éste murió en 1762, se convirtió en institutriz del hijo del médico Philibert Commerson. Jeanne Baret recibe lecciones de botánica y Commerson le confió la preparación de herbario.
Commerson fue nombrado botánico por el rey Luis XVI, por lo que debe hacer un viaje a las tierras del sur .las mujeres tenianlas mujeres tenían prohibido con fecha 15 de abril 1689 ir a bordo de los buques de la Armada francesa.En febrero de 1767 zarpaaron dos barcos liderados por Boungainville, y Commerson como botánico encargado de las investigaciones junto a su ayudante de cámara Jeanne Baret que se disfrazó de sirviente.

mujer Vida a bordo

Los primeros días a bordo son difíciles ya que Commerson cae enfermo y permanece en cama, alimentado y cuidado por su siervo. Jeanne Baret hizo todo lo posible para parecer un hombre, tanto en los trabajos como en las palabras.Vives, cirujano y miembro de la expedición, escribió en su diario: “El cuidado especial que ella llevó a su amo no le parecía natural para un sirviente”, después del primer mes comenzó un pequeño rumor de que había una chica disfrazada a bordo,”El comandante al principio no tuvo en cuenta el rumor, pero el rumor se hizo cada vez mayor”. Por lo que Jeanne Baret se ve forzada a demostrar que no es mujer bajo pena de ser puesto en hierros, pero  Jean Baret y Commerson  convencen a la tripulación de que es un eunuco.
La expedición hace escala en Montevideo y continua hacia la Patagonia, donde Commerson pudo comenzar las  investigaciones con su sirviente. Las sospechas sobre Jeanne se habían calmado un poco, como lo demuestra este pasaje del diario de Bougainville, “¿Cómo reconocer a una mujer en esta incansable Baret, ya que sirve a su amo en todas sus investigaciones con sus cuadernos de plantas y tiene un gran desgaste, ayudandolo en cada paso  con un coraje y fuerza que le valió el apodo de caballo de batalla?”. Después de la Patagonia la expedición continuó hacia el estrecho de Magallanes. La expedición el 3 de abril 1768 fondean en Tahití.

images   Descubren el engaño

La cohabitación entre los tahitianos y los franceses es pacífica.                                                 El 7 de abril. se produce el descubrimiento. Commerson desembarcó en la isla con su criado para recoger plantas,  apenas habían desembarcado una multitud de nativos excitados los rodean al grito de “Ayenne! Ayenne ! Ayenne». Un nativo se apodera del joven sirviente y huyó con su presa a los ojos del desconcertado Commerson, gracias a la presencia de un oficial que le obligó a soltarla. Los indígenas reconocieron que Jeanne era una mujer por su olor, ellos no entendían el lenguajes social de la ropa de los europeos, ellos simplemente sentían una mujer. Jeanne desde entonces permaneció a bordo y Commerson siguió recogiendo plantas. Boungainville no pudo ignorar el incidente, pero no hizo nada. La expedición parte el 14 de abril. Boungainville  anotó  en mayo “Jeanne Baret me dijo con lágrimas en los ojos, que había engañado a su maestro presentandose a él con ropa de hombre en Rochefort en el momento del embarque. Sabía que el viajes estaba a punto de dar la vuelta al mundo, y este viaje había despertado su curiosidad. Será la única mujer en dar la vuelta al mundo y admiro su resolución, El Tribunal, creo, va a perdonar las ordenanzas y el delito cometido, espero que el ejemplo no sea contagioso”
Ahora todos saben que John Baret era una mujer. Por violar la regla Philibert Commerson y su sirviente desembarcaron en la Isla Mauricio.

Final de la expedición

Jeanne Baret pronto se encuentra sola y abandonada después de la muerte de su maestro.Ella tiene 32 años y no tiene derecho a ni ninguna ayuda, por lo que abrió un cabaret en Port Louis (capital de Mauricio).Jeanne conoció a Jean Dubernat un infante de marina con quien se casó el 17 de mayo 1774 y vuelve a Francia
Regresó a París en 1776, con más de 30 cajas selladas que contienen 5.000 especies de plantas recolectadas durante sus viajes por el mundo, 3.000 de ellas eran nuevas. Estas colecciones irán al Museo de Historia Natural.

Reconocimiento

El 13 de noviembre de 1785 fue homenajeada y reconocido su trabajo con Commerson que le dio un pensión de 200 libras.

Jeanne Barret es la primera mujer en lograr tal hazaña.

Bibliografía.

-Glynis Ridley.The Discovery of Jeanne Baret: A Story of Science, the High Seas, and the First Woman to Circumnavigate the Globe. 2010

-John Dunmore- Jeanne Baret, First Woman around the World (1766-1768), Auckland, Heritage Press, 2002

http://www.tahitiheritage.pf/fiche-jeanne-baret-premire-femme–faire-le-tour-du-monde-25412.htm

Publicado en INDICE, Siglo XVIII | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Doña Mencía Calderon

    Mencia Calderón una expedición de 6 años

untitled    (1550-1556)      untitled

Antecedentes.

Juan de Sanabria, (hidalgo, natural de Medellín) era el encargado de conducir la expedición.El Emperador le concedió ser el adelantando del virreinato del Río de la Plata y del Paraguay, a cambio de que llevara una flota con doncellas hidalgas para poblar La ciudad de Asunción del Paraguay ya que era conocida como el jardín de Mahoma porque los españoles tenían harenes de indias.

Juan de Sanabria vendió todos los bienes y se trasladó a Sevilla con toda su familia., pero murió en 1549, antes de poder zarpar. Esto fue un varapalo para el Consejo de Indias, pues el heredero, Diego de Sanabria, apenas tenía 18 años y no podía hacerse cargo de la misión. Por lo que su esposa Mencía de Calderón se ofreció a llevar a cabo la misión en nombre su hijo Diego (Diego era hijo del primer matrimonio de su esposo), ya que su esposo tenía el título de adelantado por dos vidas.El Consejo de Indias aceptó confiar esta expedición a una mujer. Se acordó que zarparía con tres naves. Y su hijastro la seguiría 10 meses después con otras tres.

Image2           Expedición            Image2

Zarparon  en abril de 1550 tres barcos, Doña Mencía y sus hijas, la tripulación y también había unas 80 jóvenes hidalgas de sangre limpia.

El viaje fue una serie de infortunios. Después de atravesar las Islas Canarias una terrible tormenta destrozó su nao y la separó de las otras dos cerca de las costas de Africa (golfo de Guinea). En aquellas aguas fueron atacados por unos piratas franceses. Mencía decidió no pelear, en contra de la opinión de sus hombres de mando. Negoció con los piratas y dejo que se llevaran todo lo que había de valor en el barco a cambio de que respetaran las vidas de los expedicionarios y el honor de las mujeres y los instrumentos de navegación. Al cruzar el océano sin instrumentos de navegación se perdieron en el mar durante meses. Sufrieron hambre, sed y se declaró la peste, a causas de la cual murieron tripulantes y mujeres, entre ellas la hija menor de Mencía.Cuando  llegaron a Sudamérica a la ilha de Santa Catarina (Brasil), fueron atacados por los indios y tuvieron que pedir ayuda a los portugueses. Los portugueses les tuvieron prisioneros aproximadamente durante dos años. Algunas mujeres se casaron con portugueses y se quedaron  en Ilha São  Vicente (Brasil). Cuando los portugueses les dejaron libres, decidieron emprender el largo y dificultoso viajes  que les llevaría a Asunción. Un  recorrido de 1600 km aproximadamente a través de la selva, enormes ríos, selvas y cordilleras. Finalmente en mayo de 1556 llegaron a Asunción.

Doña Mencía no vio cumplido su objetivo ya que el viaje de su hijastro en el que salió 10 meses tarde en tres barcos  fue un auténtico desastre. Diego Sanabria naufragó en la isla Margarita (Venezuela) por lo que se dispusieron recorrer a pie la distancia que les separaba de Asunción de Paraguay. La pista de estos españoles se pierde nada más entrar en la selva brasileña. La corona dando por perdida la expedición nombra un nuevo adelantado Diego Martínez de Irala.

Bibliografía.

-Urbieta Rojas, Pastor (1973): “Doña Mencía, la gran expedicionaria”. En Rev. Mundo Hispánico,  Madrid. Número 306, septiembre.

-Gutiérrez Macías, Valeriano (1977): “Doña Mencía Calderón de Sanabria. La gran expedicionaria”. En Mujeres Extremeñas. Vol. I. Vidas de Perfección. Mujeres de Recio Temple y damas de América. Gráficas Cervantes. S.A. Cáceres. Págs. 213-217.

-Cruz, Josefina (1960): Doña Mencía la Adelantada. Edt. La Reja, Buenos Aires.

– Gómez-Lucena, Eloísa. La adelantada doña Mencía y la expedición Sanabria                                                                                                                                     http://www.medellin.es/+medellin/conferencias.htm#MENCHA

 

Publicado en INDICE, Siglo XVI | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Expedición en el Pacífico Noroeste (1775)

Expedición en el Pacífico Noroeste (1775)

                     Latitud 59°Norte

latitud 59 Norte

El virrey de la Nueva España, Antonio María Bucareli y Ursúa mando una expedición  con el objetivo de llegar hasta los 65ºN, descubrir los asentamientos rusos y tomar posesión de las tierras descubiertas para la Corona, al mando al teniente Bruno de Heceta y Juan Pérez como segundo al mando y piloto.

 Expedición.

 El 16 de marzo de 1775 desde San Blas (México) partieron tres barcos El Santiago comandada por Bruno de Heceta y Juan Pérez  como segundo al mando y piloto. San Carlos comandada por Miguel Manrique y El Sonora (oficialmente Nuestra Señora de Guadalupe) comandada por Juan Francisco de la Bodega y Quadra. El Sonora con una tripulación de 16 hombres y serviría de complemento para llevar a cabo el reconocimiento y los levantamientos cartográficos de la costa, y podría tocar tierra en los lugares en que el Santiago, mucho mayor, sería  incapaz de hacer tierra. La expedición podía reclamar oficialmente todas las tierras al norte de México. La expedición estaba compuesta por 160 hombres.

Miguel Manrique a los tres días de la expedición, según las fuentes oficiales enloqueció y el  San Carlos  regreso a San Blas. Después al mando de  Juan Manuel de  Ayala intento alcanzar al resto de la flota pero al no conseguirlo exploró la zona de la bahía de San Francisco siendo  los primeros europeos en entrar en ella. En diciembre regresaron a San Blas

El Santiago y la Sonora, navegaron juntos hacia el norte y  el 9 de junio de 1775 llegaron a la costa de California, reclamando formalmente lo que hoy es la bahía de Trinidad. El 11 de julio llegaron a la costa del actual estado de Washington. Anclaron y fueron recibidos por los indios quinault que les recibieron amistosamente. Fueron los primeros europeos en llegar a lo que hoy es el estado de Washington y tomaron posesión de esa tierra, considerada oficialmente parte Nueva España y por tanto del Reino de España. Heceta le denomino rada de Bucareli, en honor del virrey (hoy es la  bahía Grenville, estado de Washington). el Santiago quedó atrapado a una milla de la costa y debía esperar a la marea. En la espera Juan Francisco de la Bodega desde el Santiago envió un grupo de desembarco de siete miembros para obtener agua dulce y leña. Cuando la pequeña lancha llegó a tierra, unos 300 guerreros quinault lo masacraron a los siete tripulantes, después varios nativos remaron luego en canoas y intentar subir a bordo del Sonora en la refriega murieron algunos indios. Ambos capitanes decidieron no tomar represalias y continuar la expedición. El escorbuto debilitó a la tripulación por lo que los barcos se separaron el 29 de julio de 1775.

El Santiago siguió rumbo norte y el 11 de agosto llegó a  la frontera entre el estado de Washington y Canadá. Heceta llego al  estrecho de Juan de Fuca y trató de navegar en ella pero le fue imposible debido a las corrientes y a la reducida tripulación, la llamó Bahia de la Asunción (ese día se celebraba la Asunción). Realizó un mapa de la zona donde se podía distinguir el estuario del río  Columbia. Los mapas españoles a menudo mostraban el estuario del río Columbia, con el nombre de Entrada de Hezeta.

El Sonora, con Bodega y Quadra al mando,  siguió hacia el norte hasta alcanzar el 15 de agosto las aguas del Sitka Sound, cerca de la población actual de Sitka, en Alaska. Allí los españoles realizaron numerosos «actos de soberanía», nombrando y reclamando el puerto de Bucareli (Bucareli Bay), el puerto de los Remedios y el monte San Jacinto (actualmente el monte Edgecumbe). Llegaron hasta la latitud 59°Norte. El 8 de septiembre decidieron reemprender rumbo al sur, con la tripulación y su comandante enfermos y sufriendo de escorbuto. Con sólo dos marineros sanos a bordo, el Sonora, ancló finalmente en la bahía de Monterey el 7 de octubre, donde le estaba esperando el Santiago. El 1 de noviembre ya recuperada la tripulación, ambos barcos partieron rumbo a San Blas.

Bibliografía

-Rodríguez-Sala, María Luisa. De San Blas hasta la alta California: los viajes y diarios de Juan Joseph Pérez Hernández. Universidad Autónoma de México, 2006.

-Bodega y Quadra, Juan Francisco. El descubrimiento del fin del mundo (1775-1792). Alianza editorial, 1990

Publicado en INDICE, Siglo XVIII | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Expediciones a Tahití (1772-1775)

Expediciones a Tahití (1772-1775)

imagesCAVGSUV6

Isla de Tahití.

Tahití (Isla de Amat) es la isla más grande de la Polinesia Francesa, un territorio de ultramar francés localizada al Sur del océano Pacífico. Su capital es Papeete.En total el territorio comprende unos 1.042 km².

Antecedentes.

En 1595, Álvaro de Mendaña y Pedro Fernández de Quirós las islas que descubrieron y llamaron Marquesas. Ese archipiélago está situado al Norte de la actual Polinesia francesa, a 750 millas de Tahití. En 1770, el Virrey de Nueva Castilla (El Perú), Manuel Amat y Junyent, manda González de Haedo a la isla de Pascua y el 15 de noviembre de 1770 y toma posesión de la isla en nombre del Rey de España Carlos III. La llama Isla de San Carlos y establece su carta hidrográfica. El relato del viaje, trasmitido a Carlos III, pone de relieve la importancia de la isla para la seguridad del Perú y de Chile. Como consecuencia, el Rey manda instrucciones a Amat y Junyent para que envíe colonos y misioneros a Pascua.

Expedición de Domingo de Boenechea a Tahití  (1772-73)

El 26 de septiembre de 1772 zarpa del Callao una expedición a Tahití, bajo el mando de Domingo de Boenechea y como ayudante Tomás Gayangos. Llegan a Tahití el 12 de noviembre. Desembarcan unos oficiales y marineros con una lancha en la costa Este, después se traslada a la costa Norte de la península de Taiarapu, donde fondean frente al pueblo de Tautira, que llamarán Santísima Cruz.Las órdenes de Boenechea son claras: entablar buenas relaciones con los indígenas, tratarlos bién, respetar sus pertenencias.

untitledLos Españoles llaman a la isla “Isla de Amat” y recogen todos los datos que pueden sobre las costumbres, la flora y la fauna, y las posibilidades agrícolas, Comprueban que no hay colonización inglesa en Tahití y tampoco en la isla de Moorea. Los indígenas le acogen con alegría y muestras de amistad. Todo el material recogido en Tahití será presentado al Virrey, po lo que le decide a preparar otra expedición.

p160Segunda expedición de Domingo de Boenechea a Tahití (1774 – 1775)

Amat y Junyent (el Virrey de Nueva Castilla (El Perú), planea anexar la isla, y someter los habitantes a la Corona y evangelizarlos; además, explorar las islas cercanas a Tahití. la expedición estará bajo el mando de Boenechea tenía previsto fundar un asentamiento, y una misión.

Los barcos zarparan del Callao el día 20 de septiembre de 1774.  En su recorrido han reconocido o descubierto una quincena de islas en los archipiélagos de Tuamotu, Islas a Sotavento y luego Australes. Los españoles fondean en Tautira, entablan buenas relaciones con el jefe más importante de Tahití, llamado Tu. Éste acepta que los frayles se instale.El día 5, se establece el tratado  “Las Capitulaciones de Oxatutira” (Tautira) por lo que  reconocen la soberanía del Rey de España, por su parte España se compromete en enviar barcos de manera regular, protegerlos de sus enemigos, proveer instrucción, abastecer en herramientas.

Boenechea muere el 26 de enero. Al día siguiente, bajo mando de Gayangos, los dos barcos salen de Tahití rumbo al Callao, donde llegan en los primeros días de abril.

mapaTercera expedición a Tahití (1775)

El virrey Amat y Juniet envió a Juan Cayetano de Lángara, partiendo del Callao el 27 de septiembre de 1775 y arribando a Tautira el 3 de noviembre. El 12 de noviembre de 1775 por un cambio de política y por la proximidad de una nueva guerra contra Inglaterra. La misión fue abandonada retornando los sacerdotes al Callao y finalizando los intentos españoles de asentarse en Tahití.

Máximo Rodríguez en su estancia en Tahití redactó un “Diario” de los 12 meses que estuvo allí,(sobre la manera de vivir de los tahitianos del siglo XVIII y sus costumbres, quedan una copia en la Biblioteca de la Royal Geographic Society en Londres, y otra en la Biblioteca Nacional de París.

libro      Bibliografía.

-Mellén Blanco, Francisco. LAS EXPEDICIONES MARÍTIMAS DEL VIRREY AMAT : MANUSCRITOS ESPAÑOLES DEL SIGLO XVIII. Ediciones Gondo; 2013. España

Publicado en INDICE, Siglo XVIII | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Alimentación en los navíos de los siglos XVI-XVII

Alimentación en los navíos      

            Siglos XVI-XVIIthe-galleon-trade

La alimentación de la tripulación tenía una compleja organización desde la provisión de vituallas y enseres como para la conservación y preparación de los mismos.La raciones alimentarias y el agua estaban bien reguladas, ocasionalmente, hubo robos y fraudes pero el delito era duramente castigado porque se ponía en peligro la supervivencia de todos, en los galeones solía haber un despensero, encargado de repartir  las raciones alimenticias, y un alguacil del agua.El problema alimentario no era por la insuficiencia calórica, era más por el desequilibrio nutricional. Habían excepciones, en que el viaje se alargaba más de lo previsto.La comida de mediodía era la más importante y la más calórica solía estar caliente, siempre que las condiciones atmosféricas y estratégicas no lo impidieran y hubiera leña o carbón. El desayuno se comía frio y la cena se realizaba a la luz de un candil, aunque más de una noche tuvieron que comer a oscuras.

Los oficiales, a veces tenían pequeños privilegios como un vino de mejor calidad, bizcocho blanco o bonito en vez de atún. Pero, cuando el viaje se alargaba y los alimentos y el agua escaseaban compartían con los demás pasajeros los rigores del hambre y la sed.

Los alimentos frescos, como verduras y frutas se consumían los primeros días. Después los alimentos frescos y la fruta desaparecían durante semanas de la dieta y, si la travesía se alargaba en exceso, comenzaban a aparecer los primeros síntomas del escorbuto, una enfermedad típica de los hombres de la mar, provocada por la carencia de vitamina C.

Según García de Palacio, en una nao que se dirigía a Indias:

“[…] se ha de almorzar con un poco de bizcocho, algunos dientes de ajo, sendas sardinas o queso, sendas veces de vino en pie, a toda la gente, y sólo los domingos y jueves les da carne, y los demás días de la semana pescado y legumbres: puesta pues una mesa en el combes del navío desde popa a proa, donde toda la gente quepa, se han asentar por las bandas, como se dijo en el capítulo del contramaestre, y de cuatro en cuatro se ha de poner su montón de bizcocho y cuatro libras de carne, y siendo en la mar se dan garbanzos o habas, y si en tierra dan berzas y caldo y a cenar la mitad y sus tres veces de vino a cada comida y el día de pescado, si se da sardinas, se dan a cada uno cuatro: por manera que entre cuatro que comen en un servicio se ponen 16 sardinas con su aceite y vinagre, y si se da bacalao, lizas o pargos con su olla de habas y garbanzos. Y a cenar se les da el servicio de solo el pescado, bizcocho, aceite y vinagre, y su bebida […]”

En los galeones de Indias parece que siempre se sirvió la comida en común hasta el siglo XVII, evitando así el peligro de incendio en los buques, por lo que el tiempo de espera debía ser largo o la comida “fría” o cruda. El fogón se solía ubicar en la cubierta principal, casi siempre en la proa pero había días en los que el viento impedía su uso, por lo que la comida era fría o cruda.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000La dieta tenía dos alimentos claves: uno, el bizcocho, unas tortas duras de harina de trigo, duras, doblemente cocidas y sin levadura que duraban largo tiempo, por lo que se convirtieron en un alimento básico dentro de los buques. Ahora bien, a veces estaba tan duro que solo los más jóvenes eran capaces de hincarle el diente. Y otro, el vino cuya ración por tripulante y día, en condiciones normales, ascendía a un litro.También se repartían raciones mucho más escasas de vinagre (tres litros al mes) y de aceite de oliva (un litro al mes) solían comer carne al menos dos veces en semana y los cinco días restantes consumían habas, arroz y pescado.El queso también era un componente esencial de las dietas en los barcos por dos motivos: por su buena conservación y por que no se necesitaba cocinar. La comida era difícil de conservar por la humedad, el calor y las plagas (ratas, cucarachas y demás insectos).El  bizcocho tapizado de telarañas, negro y duro, era la comida principal.

PROVIS~1

Numerosos autores que narran el mal estado de la comida.El doctor González hace una extensísima descripción de la comida:

“La galleta ó bizcocho de mar bien conocida de todos los que navegan, es una pasta de harina de trigo más ú ménos depurada, que despues de fermentar suficientemente, se deseca y endurece al calor moderado del horno. Su destino es el del pan, por cuya razon puede considerarse corno la base principal de los alimentos en los navíos. Esta sustancia demasiado endurecida, necesita una dentadura completa y firme para ser triturada en términos que faciliten su digestion; cuando se mastica mal, tarda más en digerirse, por lo que no debe usarse, ni es fácil, sin molerla primero, ya en la boca, ya reduciéndola á pasta por medio de algun líquido, por cuya razon está justamente reputado corno inútil para la navegación todo individuo que esté despojado de los instrumentos necesarios para masticarla bien. El afrecho ó salvado, que no es otra cosa mas que la película del trigo, es indigerible, por cuyo motivo y por estar destituida de partes nutritivas, no sirve para la reparacion de las pérdidas. De aquí se infiere que abundando mucho en la galleta la hace más difícil de digerir, y en general mucho ménos nutritiva. Son muy visibles estos inconvenientes en el primero de los alimentos de la gente de mar, pero no son esencialmente tan nocivos como los que provienen de su degeneracion á bordo. Cuando se reblandece la galleta por la humedad, adquiere un gusto más ó ménos agrio y un olor fuerte y fastidioso: su textura interior se encuentra deshecha y como entapizada de telillas de arañas: estos son efectos del gorgojo y demas insectos que la penetran y se alojan en sus oquedades interiores… Pero la necesidad arrostra á todo, y el hombre, cuando ménos lo espera, suele triunfar de cuantos agentes conspiran á destruirlo. Hemos visto más de una vez al marinero usar sin consecuencia alguna de una galleta que poseia todos los defectos insinuados; de manera que preparada en sopas, nadaban los gusanos é inmundicias que se desprendian de su interior”.

Pero la peor carestía vital era el agua por lo que se era extremadamente cuidadoso en su racionamiento El agua que había habitualmente en las naves era turbia, hedionda, caliente y cenagosa. Una solución era hervirla, pero había que comprarse una olla y “cuidar de tener agua” y de que no la robasen. Se corrompía por no estar bien envasada, lo que provocaba un sinfín de enfermedades. Normalmente se repartían entre uno y dos litros de agua por persona y día pero, si el viento cesaba o se producía alguna avería, la ración de agua se podía reducir drásticamente.

fray Tomás de la Torre escribió

“la sed que se padece es increíble; nosotros bebíamos harto más de la ración aunque tasado; y con ser gente versada a templanza nos secábamos ¿qué harían los demás, algunos seglares en dándoles la ración se la bebían y estaban secos hasta otro día.”

El vino era uno de los elementos más importantes en la dieta alimentaria de los navios.La falta de vino podía crear gran malestar en la tripulación, parece ser que era más importante el vino que las propias pagas de los tripulantes.

Se podían duplicar las raciones cuando había riesgo evidente de entrar en combate. Según Juan Escalante de Mendoza, no había mejor forma de levantar el ánimo a la tripulación que llenándoles la barriga y sirviendo ración doble de vino para aumentar su valentía y abnegación.

Bibliografía.

-Mira Caballos, Esteban.  La vida y la muerte a bordo de un navío del siglo XVI: algunos aportes.

-Marchena Giménez, José Manuel. Tesis doctoral: La vida y los hombres de las galeras de España (siglos XVI-XVII)

-http://paradise.docastaway.com.

-http://lasclavesdelmisterio.blogspot.com.es (fotografías).

-http://produccionesbigmamaandthebastard.blogspot.com.es

Publicado en INDICE, Siglo XVI, Siglo XVII | Etiquetado , , | Deja un comentario

Vida en las naos de los siglo XVI-XVII

Vida en las naos de los siglos XVI y XVII

nao-victoria-624x389

La vida en los navíos del siglo XVI  era reducidísimo. Las naos disponía de una sola cubierta a la que se le colocaban sobrecubiertas y toldas para proteger en alguna medida a la tripulación y al pasaje. Estos buques apenas disponían de un par de cámaras bajo cubierta, de muy reducidas dimensiones, destinadas preferentemente al maestre, al capitán o a algún pasajero especial. La vida en cubierta era tremendamente dura, pues, unas veces el frío hacía acto de presencia y en otras el sol del trópico los abrasaba. Si permanecían en cubierta, a poco que hubiese marejada, las salpicaduras de agua y las inclemencias del tiempo los martirizaban continuamente. Pero si decidían meterse bajo cubierta o en la bodega, el panorama no era mucho mejor, además del calor, el hedor a agua podrida era insufrible. El espacio de que disponía cada pasajero era limitadísimo, y además público, sin posibilidades de guardar la más mínima intimidad. Estima Pablo Emilio Pérez Mallaína que cada pasajero disponía aproximadamente de 1,5 metros cuadrados. La mayoría no dormía exactamente a la intemperie porque se cobijaban debajo de las toldas, unos voladizos que había entre el palo mayor y la popa y entre la proa y el palo trinquete así como en los entrepuentes. Allí debían ubicar sus enseres, es decir, sus baúles, cofres o cajas personales con la ropa, mantas y demás útiles básicos para la supervivencia en un medio tan hostil como un barco. Este baúl era un objeto multiusos, pues además de servir para guardar la ropa, se usaba de improvisada mesa, de silla, y hasta de tablero de juegos. En muchas ocasiones, también debían embarcar los alimentos propios, pues, los que llevaba el barco estaban reservados para la tripulación. Por tanto, si a la cargazón del buque unimos los equipajes, que superaban fácilmente la media tonelada por persona, podemos imaginarnos las cubiertas totalmente embarazadas de bultos. Un marinero que quisiera ir de popa a proa debía ir sorteando toda clase de obstáculos que obviamente limitaban la operatividad del navío. Con frecuencia la tripulación trataba de mala manera al pasaje, a quienes consideraban un estorbo a la hora de llevar a cabo su trabajo. La cohabitación entre oficiales, marineros, soldados y pasajeros nunca fue fácil.

image038

Diversión.

En alta mar, el juego de carta  y de dados servía para evadirse de la vida dura de a bordo, también se llevaban chirimías o trompetas, flautas o guitarras, alguno marineros cantaban romances.Todos los cronistas coinciden que el mayor entretenimiento de todos era hablar, cotillear y contar historias. Algunos pescaban lo que le servía de diversión y para comer. Los eclesiásticos y frailes leían libros. En ocasiones, los pocos tripulantes que sabían leer, leían en voz alta libros de caballería o de poesía.

Nao-Santa-Maria_1000

Higiene.

La higiene a bordo era escasa o casí nula. Uno de los problemas más graves que se vivían en las grandes travesías era la falta de higiene. Los olores eran nauseabundos por el hacinamiento y  por la falta de una higiene personal. El agua dulce no se podía dedicar ala limpieza, ni del barco ni muchísimo menos de las personas que viajaban a bordo. Había tripulantes que pasaban casi dos meses sin asearse.  Las consecuencias eran el mal olor y la aparición de enfermedades como la sarna. Cuando soplaban los vientos alisios se mitigaba en cierta medida el hedor. Para hacer sus necesidades habían unas letrinas que a la vista de todos orinaban y defecaban, subiéndose al borde del buque y agarrándose con fuerza para no caer al agua. En el siglo XVII se construyo una tabla agujereada en el navio para poder defecar. Las de proa era para marineros y pasajeros; y la de popa para oficiales y pasajeros. Los tripulantes vivían rodeados de animales (gallinas,corderos, cabras, cerdos y caballos). Los barcos solían estar plagados de lirones, ratas y ratones, y se organizaban partidas para matarlos y evitar que se convirtiesen en una verdadera plaga. Los piojos, cucarachas, chinches, pulgas y garrapatas.

Para evitar esta insalubridad se limpaiba la nave con regularidad.la cavidad inferior que se ubicaba justo encima de la quilla. Allí se solían acumular aguas residuales que se habían filtrado por los costados o que incluso habían caído desde la cubierta en alguna tempestad por lo que se limpiaban para evitar los malos olores. Era el lugar ideal para enfermar de paludismo o fiebre amarilla.

Bibliografía.

Mira Caballos, Esteban.  La vida y la muerte a bordo de un navío del siglo XVI: algunos aportes.

Marchena Giménez, José Manuel. Tesis doctoral: La vida y los hombres de las galeras de España (siglos XVI-XVII)

Publicado en INDICE, Siglo XVI, Siglo XVII | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Expedición de García Jofre de Loaísa

Expedición de García Jofre de Loaísa

asia-1634

Expedición naval española (15251536) dirigida por García Jofre de Loaísa con objeto de tomar y colonizar las islas Molucas, cuya propiedad era disputada por las coronas de Castilla y Portugal.

Biografía.

(Ciudad Real, 1490 -1526) fue un marino español, descubridor del Cabo de Hornos y jefe de la trágica expedición con objeto de tomar y colonizar las islas Molucas.

 La flota.

estatua de Magallanesestatua de urdanetarodrigo_de_triana

flota estaba compuesta por siete naves: la Santa María de la Victoria, la Sacti Spiritus, la Anunciada, la San Gabriel, la Santa María del Parral, la San Lesmes y el patache Santiago y 450 hombres entre ellos a parte de García Jofre de Loaísa estaban Juan Sebastián Elcano, Andrés de Urdaneta y Rodrigo de Triana.

Expedición.

tormenta_furiosaEl 24 de julio de 1525 parte de La Coruña.

La expedición fue un cumulo de desastres, calamidades y deserciones. Durante el viaje murieron  Loaísa y Elcano. Tres de las naves no llegaron a cruzar el estrecho de Magallanes y sólo una, la Santa María de la Victoria, alcanzó las Molucas, donde la tripulación tuvo que enfrentarse con los portugueses durante casi un año. Tras sufrir vicisitudes innúmeras a lo largo de un durísimo y amargo viaje, sólo 24 hombres de esta nao regresaron a España.

En su travesía, llegaron al Pacífico el 26 de mayo de 1526. La expedición estaba siendo desastrosa con el hundimiento de una de las naves Santa María del Parral, la pérdida de  Sancti Spiritus y las deserciones de la Anunciada y la San Gabriel, además, las naves comenzaban a averiarse por los embates del mar y los tripulantes fallecían a mano del escorbuto entre ellos murieron Loaísa y Juan Sebastián Elcano. Durante el viaje se perdieron el patache Santiago, que llegó a la Nueva España y la San Lesmes de la que no se supo, pues se cree que arribó en Tahití. También se cree que encalló en la isla de Amanu en las Tuamotu y también es posible que llegaran hasta Nueva Zelanda y naufragaran en la costa meridional de Australia; desde allí la tripulación habría costeado la isla hasta pasar el cabo York, siendo después apresados, probablemente, por la segunda expedición del portugués Gomes de Sequeira.

22bLa única nave superviviente de la expedición, la Santa María de la Victoria, continuó el viaje y llegar a las islas Marianas donde descubrieron el 21 de agosto la isla de San Bartolomé (Maloelap), pero no pudieron tocar tierra y continuaron hasta llegar el 5 de septiembre la isla de Guam.Se dirigieron a Mindanao en las Filipinas y de allí a las islas Molucas donde llegarían el 2 de octubre de 1526. En las Molucas lucharon durante tres años hasta que en 1529 se firmó un tratado de paz con el gobernador portugués Jorge de Meneses. La tripulación sería trasladada como prisioneros a Goa (India) y llegarían a Lisboa en 1536 dando fin a la expedición.

Bibliografía.

-Ortuño Sánchez-Pedreño, José María; Estudio histórico-Jurídico de la expedición de García Jofre de Loaisa a las islas Molucas. La Venta de los derechos sobre dichas islas a Portugal por Carlos I de España. Anales de Derecho. Universidad de Murcia. Número 21. 2003. Págs.217-237

-Rodríguez Gonzalez, Agustín Ramón; La expedición de Loaysa: una guerra en las antípodas.

Publicado en INDICE, Siglo XVI | Etiquetado , , , , | Deja un comentario